Naturaleza

Información

Una ruta para descubrir la vida salvaje en La Siberia.

Punto de Encuentro - Oficina de Información Turística de Herrera del Duque.

 Hora de Inicio - 16:30 horas. Puede modificarse en función de las horas de luz.

Duración Estimada - 3 horas aproximadamente.

Tipo de ruta - Lineal. Una parte es pequeña carretera asfaltada y el resto, camino de tierra. Total ida y vuelta, 45 kms aproximadamente.

 Dificultad - Muy baja.

 Época recomendada - Otoño. Segunda mitad de septiembre y octubre

 Recomendaciones - Llevar ropa y calzado cómodos, cámara de fotos, prismáticos y buen humor.

Precios

Grupos de 4 a 7 personas 25€/Persona

El precio incluye el transporte y aperitivo durante la actividad. Contacte con nosotros para recibir más información.

1, 2 o 3 Personas 100€

Precio total de la ruta. Contacte con nosotros para recibir más información.

DESCRIPCIÓN

Descripción

Extremadura aún mantiene espacios de naturaleza salvaje, y la zona donde vamos a desarrollar esta ruta es una de ellas.

El objetivo de nuestra ruta es un agradable y cómodo mirador equipado con torreta de observación desde la que, en época de celo, que es la que proponemos, podremos ver y escuchar el bramido de los ciervos, y con suerte, sus luchas por conseguir ser el mejor y ganarse los favores de las hembras. Escuchar este rugido, junto al de la música y crujidos tranquilos del campo, constituye uno de los momentos más conmovedores para el amante de la naturaleza.

Una vez superado el pequeño tramo asfaltado, comienza la parte interesante de nuestro recorrido. La vista se pierde en la inmensidad verde: dehesas, zonas de matorral mediterráneo, sierras, algunas repoblaciones, valles que refugian gran cantidad y variedad de fauna, como corzos, gamos, ciervos y jabalíes, claros protagonistas de esta zona y fácilmente visible. No nos podemos olvidar del escaso buitre negro, que tiene en la Reserva del Cíjara uno de los lugares de cría.

A menudo la dehesa se abre a grandes claros desde donde pueden verse sin dificultad pequeños grupos de animales. En época de lluvias, un pequeño y serpenteante arroyo jalonado de grandes quejigos refugia y facilita la vida en el valle.

A lo largo del recorrido podremos parar y apreciar lo que nos rodea. La cámara de fotos y los prismáticos nos facilitarán la observación y el recuerdo. La tranquilidad, la paz y el silencio ayudarán en el disfrute.

No olvides traer tu cámara de fotos.